La mochila de 72 horas o mochila de emergencia ante una catástrofe

Por mochila de 72 horas o mochila de emergencia, se entiende un equipamiento básico de artículos de primera necesidad, dispuesto de forma permanente en una mochila, principalmente en el domicilio familiar o en algún sitio de rápido acceso para cubrir las necesidades de todos sus miembros ante posibles situaciones de emergencia, catástrofes, etc… durante un tiempo limitado, comprendido entre 24 y 72 horas, que es un margen de tiempo que nos permitirá ponernos a salvo y establecernos en zona segura.

La experiencia acumulada en desastres de todo tipo nos ha enseñado que hasta que los medios de salvamento y rescate logran alcanzar una capacidad de reacción y respuesta plena la población queda desasistida temporalmente. (Actualmente el margen de tiempo de respuesta de las unidades de emergencia ante grandes catástrofes es de 12 h) Las carencias que se manifiestan en ese lapso de tiempo pueden ser atenuadas o paliadas, si se dispone de unas herramientas propias de emergencia. que nos permitan auto-ayudarnos y ponernos en situación de seguridad.

Quizá por esto, muchas son las instituciones públicas y privadas que se han posicionado a favor de contar con iniciativas propias en este sentido.

Ciudades como Tokio, Londres, Sidney, Nueva York o Madrid informan en sus web respectiva de una serie de recursos que todos los ciudadanos deberían conocer y tener presente; desde la elaboración de un «plan de emergencia» hasta contar con un «módulo de supervivencia» en la propia vivienda, pasando por “la mochila de 48 o 72 horas”. Hoy en día y cada vez con más frecuencia por desgracias son más frecuentes las grandes tormentas o inundaciones casi sin tiempo de aviso.

Los mínimos aspectos a cubrir de una mochila básica son:

  • Agua: Mínimo 1L por persona, y contener elementos que nos permitan conseguir y potabilizar agua como (pastillas depuradoras) o (sistemas de filtros)
  • Comida: Comida Liofilizada, como las raciones de emergencia NRG-5 son galletas comprimidas de alta energía. Han sido desarrolladas para su despliegue en la atención de víctimas de desastres naturales u originados por el hombre, para la preparación de emergencias y como complemento alimenticio. se pueden comer como galletas o disueltas en agua como un puré, duran hasta 10 años guardadas
  • Fuego: Imprescindible en supervivencia junto con el agua y el refugio. Debemos llevar en nuestra mochila todos aquellos elementos tanto activos como mecheros, encendedores etc, como aquellos que nos permitan a nosotros iniciarlos, ferrocerios, yescas, kit de fuego, pedernales, etc, esto nos cabe en un pequeño pouch o cajita.
  • Luz: En caso de emergencia, es posible que necesitemos iluminación. Puede conseguirla de varias formas ya sea con velas, linternas con pilas o dinamo, luces químicas, etc. (en el caso de almacenar linternas con pilas dejarlas sin sus respectivas pilas y poner pilas aparte) siempre llevar 2 sistemas de iluminación autónomos, es decir una linterna de mano y un frontal, en caso de fallar uno siempre nos quedara el otro
  • Radio:  Con el fin de mantenernos informados y seguir toda la información que nos ofrece las noticias podemos utilizar una pequeña radio de bolsillo, algún mp3 con radio con sus respectivos cascos, las radios con dinamo son una herramienta fantástica para este cometido, que además nos puede suministrar corriente para otros dispositivos. Todo ello puede mantenernos informados sobre los equipos de emergencias o rescate. También es recomendable un pequeño cargador solar de placas, que podríamos poner incluso en la mochila mientras caminamos y nos podrá cargar el teléfono móvil, así como linternas, etc.
  • Muda de ropa: Buscamos tener un recambio de ropa para cualquier necesidad, si nos mojamos, se nos rompe, etc. y de forma independiente a la época del año, es importante llevar algún chubasquero y alguna ropa de abrigo o incluso algún guante para protegernos las manos. Recordar que por donde más perdemos calor es por la cabeza y por las extremidades, intentar vestirnos y abrigarnos siempre por el sistema de capas
  • Herramienta o pequeña multiusos: Cualquier herramienta nos puede venir bien para realizar cualquier tipo de reparación, ya sea destornilladores, cúter, alicates, etc. Aunque para simplificar podemos reunir todo esto en una herramienta multiusos que puede cubrirnos la necesidad básica, como destornilladores, sierra, cuchillo y además la mayoría traen abrelatas, etc.
  • Botiquín: Para hacer frente a incidencias, ya sea desde rozaduras, heridas, cortes, quemaduras, etc. Podemos encontrar botiquines completos que contienen una serie de artículos básicos como vendas, tiritas, tijeras, mantas térmicas, esparadrapo. Es importante complementar estos kits añadiendo algunas cosas que creamos convenientes, ya sea medicación personalizada o comprimidos para el dolor de cabeza, alguna enfermedad crónica, etc. También es recomendable hacer un listín con artículos que tenemos y su fecha de caducidad.
  • Información personal: Documentación personal identificativa, información sobre enfermedades crónicas, fotocopias de carnets de conducir, tarjeta de seguridad social, pasaportes, DNI, además añadir lápiz y papel. Toda esta información es recomendable que vaya guardado dentro de una bolsa estanca o incluso plastificado. y no pensar que por llevar esa información dentro del móvil ya está todo guardado, llevar siempre todo lo que sea importante en papel, en situaciones de catástrofes lo primero que falla es la tecnología
  • Dinero en efectivo: Para cubrir cualquier necesidad que se presente, y poder pagar sin la necesidad de cajeros y tarjetas bancarias.
  • Objetos personales: Este es un apartado en el cual es libre cada uno de añadir lo que crea que es conveniente, lo recomendable en estos casos es añadir la copia de la llave de casa.
  • Sistemas de comunicaciones: un pequeño walkie talkie de VHF nos permitirá escuchar las frecuencias de los equipos de emergencia, así como enlazar con otros dispositivos y personas. Tener siempre anotadas en papel las frecuencias de emergencia.

Recuerda que con todos estos elementos debemos ser capaces de realizar una mochila básica y no demasiado voluminosa, para poder aguantar un tiempo determinado, la cantidad de elementos y la organización o su configuración depende de las necesidades de cada uno, y de lo que crea más acertado en función de riesgos locales y personales (se recomienda poner elementos que sepamos utilizar).

Siempre podemos incluir a mayores todos aquellos elementos que consideremos necesarios, como un Tarp o Poncho, con el que hacer un refugio, un shemag para abrigarnos o protegernos del humo o la arena etc… todo dependerá del entorno en el que nos encontremos.

Además, es recomendable revisar el contenido cada cierto tiempo y controlar las fechas de caducidad de los alimentos y medicaciones y cambiarlos por otros si fuese necesario, igual si creemos que el agua podría ponerse en malas condiciones, con este fin podemos poner una pequeña nota recordatoria en el móvil o en el calendario.

Y es aconsejable hacer una pequeña lista a modo de recordatorio de lo que tenemos en nuestra mochila y colocarla en la parte superior de la mochila como de lista de comprobación y de cambios.

 

 

DestacadosMochilaMochila72horasPreppersSupervivencia

Leave a comment

All comments are moderated before being published